top of page

Elon Musk renuncia a su demanda contra OpenAI y tira los guantes justo antes de iniciar la pelea



Elon Musk se ha quitado los guantes que originalmente estaban colocados para hacerle batalla legal a Sam Altman. El tiempo es llamativo. La demanda ha sido abandonada a solo un día de que un juez le diera atención para evaluar si había base legal suficiente para proseguir, según retoma CNBC.


No parece fortuito que la demanda se haya abandonado justo ahora. Este miércoles, 12 de junio, la demanda iba a ser evaluada en un tribunal estatal de California. La demanda, muy polémica y mediática, echaba en cara a Sam Altman y Greg Brockman que convirtieran a OpenAI en una empresa con fines de lucro, una distinta a cuando el propio Elon Musk ayudó a fundarla en 2015. OpenAI ha cambiado mucho desde entonces y se ha convertido en la nueva estrella tech, cortesía de sus alianzas con Microsoft y, más recientemente, Apple.


El abandono de la demanda era un acto impredecible. No solo porque no pareciera que la base legal del documento fuera sólida desde el inicio, sino porque 24 horas antes el propio Elon Musk se ha mostrado muy a disgusto de que ChatGPT se haya incorporado como una experiencia adicional a iOS 18. "Es una violación de seguridad inaceptable" dijo Musk sobre la incorporación de la IA de OpenAI al ecosistema de Apple.


En la demanda original se leía como acusación que la compañía se haya transformado en "una subsidiaria de código cerrado con el único interés de obtener más ganancias". Eso debería considerarse como una violación al acuerdo entre él mismo y los co-fundadores Sam Altman y Greg Brockman. Otras acusaciones eran que GPT-4, presentado en marzo pasado, fue desarrollado "en completo secreto" y que Microsoft era de facto su verdadero dueño.


La demanda era publicidad buena para Musk, pero la base legal era otra cuestión. A CNBC el especialista Kevin O'Brien, socio de Ford O’Brien Landy LLP, dijo no estar muy seguro de que tuviera sustancia legal suficiente para pelear contra OpenAI. Al momento de hacer este texto no hay mención abierta de Elon Musk sobre el tema.


Musk también quiere una rebanada del pastel de IA. En 2023 lanzó Grok, su propia IA "sarcástica" con acceso a X y que era vendida con la idea de "un poco de ingenio y una vena rebelde", según su dueño. "¡Así que no lo uses si odias el humor!". En marzo pasado Grok adaptó un modelo de código abierto.

Comentarios


bottom of page