top of page

Bill Gates era tan adicto al Buscaminas en los 90 que alguien tuvo que desengancharlo de esta forma



Buscaminas, uno de los juegos clásicos que durante años ha venido instalado por defecto junto con el sistema operativo de Microsoft, desde Windows 3.1, aunque ya se ofrecía como parte de actualizaciones desde 1990.


Aunque en ocasiones se ha criticado que los directivos jamás usarían los productos que ofrecen a sus clientes, en el caso de Buscaminas hay una historia particular, pues el propio Bill Gates se volvió un adicto a este juego.


Para "desintoxicarse", desinstaló Buscaminas de su equipo personal, pero Bruce Ryan, uno de los responsables de desarrollo del juego, recibió un email de Gates al poco tiempo diciendo que había logrado superar su propio récord de 8 segundos en el modo principiante, haciéndolo en apenas 5 segundos en el equipo de Mike Hallman.


En el email, Gates no sólo presumía el romper la marca de Ryan, que había estado jugando directamente en la computadora del entonces presidente de la compañía, sino que el mensaje también tenía la intención de que Ryan fuera hasta la oficina del directivo para validar el logro.


Buscando como quitarle el "vicio" a Gates


Este evento marcó un punto de quiebre, donde el entorno más cercano de Gates en Microsoft, entre ellos Melinda French, después conocida como Melinda Gates, decidió tomar medidas "más drásticas" para acabar con su "buscaminomanía".


Según Ryan, Melinda, le llamó un día a su oficina para pedirle a Bill un "favor por la compañía": no compartir con Bill sus puntuaciones del Buscaminas, ya que este debía tomar muchas decisiones importantes y no debería estar ocupando su tiempo en el juego.



Sin embargo Ryan decidió tomar otra aproximación completamente distinta a la propuesta por Melinda: compartir su récord siempre con Gates para desanimarlo a intentar igualarlo, eso sí, haciendo trampa.


Programando El Récord


Lo que hizo Ryan fue utilizar uno de los primeros programas de automatización de software, llamado Macro Recorder, luego de descubrir que si todas las minas se agrupaban en la esquina inferior derecha, el resto de los bloques se borraban en uno o dos segundos, teniendo que jugar aproximadamente un millón de veces para conseguirlo de forma manual.


Para hacer esta cantidad de intentos, Ryan configuró al programa para que hiciera clic inmediatamente en el botón de "nuevo juego" una y otra vez, incluso si saltaba una ventana adicional de puntaje alto que impedía reiniciarlo.


Tras dejarlo listo, se fue a un día de reuniones, y cuatro horas más tarde, había ganado con un solo clic mientras no estaba, siendo según sus propias palabras "muy eficiente al haberlo hecho cuando ni estaba en la oficina".



Después procedió a enviarle una captura a Gates de su "hazaña", con la muestra de un segundo com0 el nuevo récord, burlándose de que Bill hubiera parado el contador en cinco segundos, pues quedaría "permanentemente eclipsado" por no poder superar el tiempo de Ryan.


La respuesta de Gates fue a toda la plantilla, donde anunció que una macro automatizada había logrado superar su récord de tiempo:


"Mis habilidades críticas están siendo desplazadas por una computadora", escribió, "cuando las máquinas pueden hacer las cosas más rápido que las personas: ¿podemos conservar nuestra dignidad humana?"


A pesar de lo trágico de su mensaje, el tono irónico de su siguiente párrafo dejaba ver que Gates no se rendiría en poner a prueba los límites:


"Supongo que ahora tendré que probar el juego en nivel intermedio".


Creditos: XATAKA

Comments


bottom of page