top of page

Un hombre trató de llevar de contrabando más de 800 CPU y 900 memorias RAM a China escondidos


Son comunes los casos de componentes o equipos electrónicos incautados en locaciones de Hong Kong, que se buscan introducir en el país de forma ilegal con la intención de obtener mejores ganancias que comprándolos legalmente.


El último de estos, detalla una publicación de Weibo de la Aduana china, se dio cuando las autoridades lograron incautar 1,741 componentes, divididos en 837 CPUs, 900 memorias RAM y 10 unidades SSD, que fueron descubiertos en la carrocería modificada de un auto por los funcionarios de la aduana del puente Hong Kong-Zhuhai-Macao.


En el video de la aduana, se puede ver parte del operativo donde se descubrió el contrabando. Según el reporte, en una imagen de inspección se encontró que la máquina era anormal, con sospechas de ocultar y contrabandear productos en una carrocería modificada.


Al realizar la investigación manual en el vehículo, se encontraron "costuras y estructuras inusuales" bajo la carrocería, descubriéndose una serie de paquetes que ocultaban los distintos componentes, mismos que se pueden apreciar al final del video.


Buscando mejores ganancias por la venta


La principal intención de este tipo de contrabando no es introducir productos prohibidos a China, sino obtener mejores ganancias comprando bienes sin IVA y luego vendiéndolos en el país, donde se aplicaría el 13% del impuesto.



Eso sí, este no es el primer caso de contrabando o de no declarar la importación de componentes tecnológicos, aunque sí es uno de los intentos más grandes.


Por ejemplo, en 2021 un hombre se pegó más de 250 procesadores Intel a lo largo del cuerpo, pero fue descubierto al actuar y caminar de forma sospechosa frente a agentes aduanales.


Ese mismo año también se incautó un lote de mercancía sospechosa, con más de 2,200 CPU, más de 1,000 memorias RAM y aproximadamente 630 smartphones.

Comentários


bottom of page