top of page

Un coche autónomo de Waymo, empresa de Google, atropelló y mató a un perro

* El incidente fue "inevitable", según la compañía



Los coches autónomos están de nuevo bajo la mira porque un robotaxi de Waymo atropelló y mató a un pequeño perro el mes pasado en San Francisco, California, según un informe de incidente presentado ante el Departamento de Vehículos Motorizados de California.


El robotaxi era un Jaguar I-Pace, operaba en modo autónomo y, de acuerdo con el informe, el incidente fue inevitable. Los hechos ocurrieron el 21 de mayo poco antes de las 11 de la mañana cuando el auto viajaba por Toland Street, una calle de baja velocidad cerca del depósito de Waymo, y el perro corrió hacia la calle.


Se sabe que un operador de seguridad humana estaba en el asiento del conductor al momento del accidente, sin embargo esta persona no vio al perro, pero el sistema autónomo del vehículo sí. Aun así, una serie de factores, incluida la velocidad y la trayectoria del perro, hicieron que la colisión fuera inevitable, según la empresa de robotaxis.


Un portavoz de Waymo, subsidiaria de Alphabet, la matriz de Google, dijo que una revisión inicial mostró que el sistema identificó correctamente al perro cuando salió corriendo detrás de un coche estacionado, pero "no pudo evitar el contacto" debido a la rapidez con que se movía la mascota. La compañía dijo que estaba investigando el asunto; por su parte, el Jaguar I-Pace sufrió daños menores.


"Enviamos nuestras más sinceras condolencias al dueño del perro. La confianza y la seguridad de las comunidades en las que estamos es lo más importante para nosotros y continuamos investigando esto de nuestra parte".


La colisión se produce cuando Waymo y su competidor, Cruise, operado por General Motors, buscan ampliar sus operaciones de robotaxis en todo San Francisco. Mientras Cruise tiene permiso para cobrar tarifas por viajes en taxi sin conductor entre las 10 p. m. y las 6 a. m. en algunas partes de la ciudad, Waymo sólo puede cobrar tarifas si hay un conductor de seguridad presente en el auto.


Sin embargo, después de este incidente, ambas empresas deberán enfrentarse a la percepción pública sobre los coches autónomos. Un estudio recopiló casi 6,000 respuestas entre febrero y junio de 2022 y descubrió que la confianza en los vehículos autónomos disminuye después de un choque, mientras que los niveles de preocupación aumentan.

bottom of page