top of page
  • Foto del escritorOscar C

Sismos con origen en Guerrero no serán detectados con ninguna app



El impacto de Otis como huracán categoría 5 en México está revelando afectaciones no solo en la zona de Acapulco, donde tocó tierra, sino también en otros sistemas importantes en el país, como los sensores sísmicos de SkyAlert, SASMEX.


En el caso de SkyAlert, tras el impacto de Otis, se perdió la conexión en "gran parte de la red de sensores" de la región, por lo que en caso de que se registre un sismo en alguna de estas áreas, la plataforma no sería capaz de alertar a la población.


Según la empresa, el huracán dejó su infraestructura "temporalmente inoperativa". No hay una fecha específica de cuándo se restablecerá completamente el servicio.


La empresa confirmó que algunos sensores se encuentran imposibilitados tras el paso del huracán. Esto significa que si bien el resto de la red continúa funcionando, si un sismo inicia de manera fuerte en Acapulco, en Técpan, en San Marcos Guerrero, no podrían alertar porque toda la zona está desconectada, ni sería posible determinar con exactitud su intensidad.

#Comunicado IMPORTANTE: afectación sobre nuestro sistema de detección sísmica @REDSkyAlert y el #HuracánOtis pic.twitter.com/eUvjl9mHP1
— SkyAlert (@SkyAlertMx) October 25, 2023

Por el contrario, si el sismo se presenta fuera de Guerrero como origen, es decir, en los estados de Oaxaca, Michoacán, Colima, Jalisco, sí se puede alertar, pues SkyAlert cuenta con sensores en las otras regiones que sí están conectadas.


Por lo pronto SkyAlert está trabajando para restablecer a la brevedad el servicio, revisando al mismo tiempo "otros sistemas disponibles" para tener información de los sismos y publicando actualizaciones sobre la recuperación paulatina de los sensores


El caso del SASMEX y SASSLA


Otis no solo afectó a la infraestructura de SkyAlert, sino también la del Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX) y a apps que dependen de esta plataforma para funcionar, como es el caso de SASSLA.


A pregunta expresa de Xataka México sobre la afectación, Diego Ramírez, director de SASSLA, indicó que en el sistema aparecen varias estaciones sensoras del SASMEX desconectadas en la zona de la costa de Guerrero.



Esto se confirma en el informe preliminar del SASMEX, que revela que no hay comunicación con 27 sensores del sistema de alerta que están ubicados en la región del Océano Pacífico de las costas de Michoacán, Guerrero y Oaxaca.


Tanto el SASMEX como Ramírez confirman que en caso de que ocurriera un sismo fuerte, próximo a los sensores afectados, no se podría emitir un aviso de alerta sísmica.



Podría haber anuncio, pero solo si existe un sismo muy potente. Ramírez indica que en caso de que el sismo fuera muy grande, de magnitud mayor a 7 y con epicentro en Guerrero, estaciones más alejadas que no resultaron afectadas -como las de Michoacán, Oaxaca, Sur de Puebla y Norte de Guerrero- quizá podrían llegar a generar un aviso de alerta sísmica, aunque el tiempo de anticipación sería muy pequeño y no se garantiza el aviso.


Ya hay un ejemplo claro. Por la mañana del 25 de octubre ocurrió un sismo a las 11:06 am del miércoles 25 de octubre, en Zihuatanejo, Guerrero. El movimiento no fue detectado hasta que las ondas sísmicas se registraron en Ciudad Altamirano, Guerrero.

bottom of page