top of page
  • Foto del escritorOscar C

PROFECO habla sobre el mercado gris de celulares en México: "Pueden ser elegidos libremente"


Motorola comenzó a bloquear smartphones de mercado gris el 27 de julio de 2023 y Samsung inició el envío masivo de notificaciones para alertar sobre las importaciones paralelas el 14 de septiembre de 2023. La moda tiene un precedente más lejano, cuando en octubre de 2022, ZTE inició también el bloqueo de smartphones de "importación irregular".


PROFECO se ha mantenido casi al margen. Su comunicación se ha enfocado en concientizar a usuarios para que conozcan qué es el mercado gris y sepan de los riesgos que conlleva, comenzando con que los equipos no certificados pierden garantía en México. Si fabricantes deben o no bloquear unilateralmente dispositivos, es una interrogante a la que PROFECO se ha mantenido sin posición.


Pero a pregunta de Xataka México, la subprocuraduría de Telecomunicaciones de PROFECO citó, en una nota informativa, la NOM-184-SFCI-2018, en la que se lee: "Los Equipos Terminales de telecomunicaciones necesarios para la utilización de los Servicios de Telecomunicaciones, pueden ser elegidos libremente por los Consumidores".


Sin ley clara


La subprocuraduría de Telecomunicaciones de PROFECO no ha respondido a Xataka México sobre los casos específicos de Motorola y Samsung; en su lugar, ha citado dos disposiciones de la NOM-184-SFCI-2018. En la primera se lee que los equipos terminales de telecomunicaciones proporcionados por proveedores de servicios de telecomunicaciones deben estar homologados. Dicho de otra forma, todos los smartphones provistos por operadores, como Telcel o AT&T, deben cumplir con la Norma Oficial Mexicana y, por lo tanto, haber sido importados de manera regular.


La segunda disposición citada es la más interesante porque es en ella se lee lo siguiente:


"Los Equipos Terminales de telecomunicaciones necesarios para la utilización de los Servicios de Telecomunicaciones, pueden ser elegidos libremente por los Consumidores".

El texto continúa:


"Ningún Proveedor de Servicios de Telecomunicaciones puede solicitar o exigir a sus Consumidores la adquisición o utilización de Equipos Terminales de telecomunicaciones determinados para acceder a sus Servicios de Telecomunicaciones, siempre y cuando estén homologados conforme a las Disposiciones Técnicas aplicables que emita el Instituto, con excepción de lo establecido en el numeral 3.8 de la presente Norma Oficial Mexicana".

De lo citado por la subprocuraduría, hay tres elementos trascendentales: el primero es la libertad de compra de los usuarios. No hay disposición alguna que les obligue a comprar únicamente en mercado regulado. La libertad que tienen los usuarios a elegir servicio, proveedor, equipo, dispositivo o plan, es un derecho de los consumidores de telecomunicaciones en México.


El segundo es que en ninguna parte se lee que los fabricantes puedan o no hacer bloqueos. El tercero es el más controversial porque, según se lee, pareciera que los únicos que pueden "solicitar o exigir" a consumidores a usar un tipo de celular en específico son los operadores.El párrafo citado podría interpretarse de manera que los operadores sí pueden "solicitar o exigir" el uso de ciertos celulares para poder acceder a sus servicios.


Sin certificado, sin garantía


De cualquier manera, PROFECO ha aclarado que quienes compren en mercado gris no cuentan con una política de garantía, según la Ley Federal de Protección al Consumidor. Su llamado es, y siempre ha sido claro: que las compras sean a través de un distribuidor autorizado. En caso de que la compra de un celular haya sido mediante un distribuidor autorizado y resultase que el dispositivo no está homologado, los usuarios pueden exigir una garantía y, de no ser concedida, deben acudir a PROFECO.


si los consumidores optaran por adquirir un equipo terminal en línea o en redes sociales, es indispensable que verifiquen que el equipo tenga la etiqueta de la NOM-024. Esta acción permitirá identificar que el equipo es o fue comercializado oficialmente en México
Subprocuraduría de Telecomunicaciones de PROFECO, a Xataka México


Que PROFECO cite una NOM que ni siquiera lista la posibilidad de que fabricantes bloqueen dispositivos, es un indicador de que Samsung tiene razón en cuanto a que México está quedándose atrás en aclarar qué es permisible y qué no en cuanto a importaciones paralelas. "La legislación se está quedando atrás", dijo hace un par de semanas Daniel Pérez, director senior de Legal, Compliance y External Affairs de Samsung México. En ese mismo encuentro, a pregunta expresa de Xataka México, Pérez dijo: "no hay disposición en contra de los bloqueos en México".


Ahora Samsung está activamente buscando una modificación a la ley que prohíba el mercado gris.


Qué es el mercado gris en México


El mercado gris, o importaciones paralelas, se refiere a dispositivos que no han sido certificados para funcionar en México, de manera que pueden no ser compatibles con las bandas utilizadas en el país, podrían no contar con el adaptador a corriente necesario, e incluso pueden ser riesgo de incendio al no ser compatibles con voltajes, ha dicho Motorola.



El beneficio definitivo es que los equipos son más baratos. El problema es que hay usuarios que compran dispositivos de mercado gris sin saber que lo son y pueden encontrarse con celulares que no cuentan con garantía, ya no digamos incompatibles con bandas o sin el adaptador adecuado para corriente.


También están los usuarios más informados que, usualmente con ayuda de comercio electrónico y vendedores terceros, compran en mercado gris a sabiendas de que pierden garantía y lo hacen asumiendo los riesgos dado que el precio final del smartphone adquirido es significativamente más bajo del precio oficial en el país.


Según Samsung, hay meses en que su cuota de smartphones vendidos a través de mercado gris en México asciende a 20%. A decir de Motorola, la compra-venta de sus teléfonos en mercado gris se ha quintuplicado en los últimos tres años.


Creditos: XATAKA

bottom of page