top of page
  • Foto del escritorOscar C

Pagar o no pagar: Sismológico Nacional considera reportar en Twitter solo los sismos más fuertes



La cuenta oficial de SASSLA, la Plataforma Digital de Alertamiento de Riesgos en México, alertó en su perfil de Twitter sobre las posibles restricciones que la nueva API de Twitter tendría en las cuentas dedicadas a dar reportes de sismicidad, específicamente en el caso de México, limitando su capacidad de publicar cuando uno de estos eventos ocurra.


Desde Xataka México platicamos gente encargada de la cuenta del Servicio Sismológico Nacional de la UNAM, y en específico con el jefe de Tecnologías de la Información y Comunicación, Jesús Antonio Pérez Santana, para conocer cuál es la limitación a la que se enfrentarían en esta cuenta, pero también algunas de las opciones que se están barajando de cara a la introducción de una nueva versión de la API.


Lo primero que el encargado del área señala es que la cuenta del Sismológico supera con creces el límite del plan básico, es decir, publican en su perfil más de los 1,500 tuits establecidos en la versión gratuita de la nueva API.


En palabras de Pérez Santana, en promedio cada día se publican aproximadamente 80 tuits con los datos de los sismos de bajo nivel menores a 4 grados en la escala de Richter. Cada mes, la cuenta publica aproximadamente 2,400 tuits, lo que no los hace elegibles para esta versión, pues actualmente se reportan todos los eventos aunque estos no se sientan, es decir que sean magnitudes bajas, entre 3 y 4 grados.


Pagar o no pagar, esa es la cuestión

De momento, dice Pérez Santana, hay dos opciones para que el Sismológico Nacional se mantenga actualizando en tiempo real a través de Twitter sobre la actividad sísmica en el país.


La primera sería considerar dentro del presupuesto de la UNAM el adquirir el acceso "Premium", que tiene un costo de 100 dólares mensuales, para poder seguir trabajando como actualmente lo hace el sismológico, lo que no afectaría el sistema de reportes.




Sin embargo, otra opción sería ajustar la política sobre distribución de información. Esto implicaría que en lugar de reportar toda la sismicidad, se decida subir el umbral mínimo y reportar únicamente los eventos arriba de 3.7, 4 o hasta 5 grados, al ser los más perceptibles, y se podrían mantener bajo el límite de tuits permitidos en el plan gratuito.


El encargado de área señala que aún es muy pronto para tomar la decisión, pues apenas se está analizando qué permite exactamente el acceso limitado a la API 2.0 de Twitter, pudiendo dejarse de lado el difundir en redes sociales aquellos que no sean percibidos por ninguna persona, aunque estos sí se incluirían en los reportes de sismicidad diarios que comparte el Sistema cada 12 horas.




Además, menciona Pérez Santana, que sería "razonable pagar 100 dólares considerando la importancia que tiene la plataforma, y sería una buena opción en costo-beneficio".


El presupuesto y las ventajas de la nueva API

Por lo pronto, Twitter está permitiendo a los desarrolladores un "período de transición", para que puedan entender los beneficios de esta nueva versión, durante la cuál el Sismológico evaluará cuál será la mejor opción.


En caso de tomar la determinación de pagar por lo menos el plan de 100 dólares mensuales, el recurso vendría directamente del presupuesto de la UNAM, por lo que se tendría que hacer una consulta administrativa dentro de la institución para saber si los directivos estarían de acuerdo en pagar esta nueva tarifa.


Si se llegara a determinar que el Sismológico puede permanecer con la versión gratuita, dice Pérez Santana, hay varios escenarios: el de ya no hacer tuits de baja magnitud, mismos que se puedan consultar en el reporte diario; o reportar aquellos sismos, sin importar su magnitud, que se sientan por un grupo de la población y puedan ser identificados por el sistema. En este escenario, se dejaría de lado los que no son percibidos por usuarios aunque sean de mayor intensidad, por ejemplo, los que se dan en las costas del Pacífico.


Eso sí, apunta el directivo, la versión 2.0 de la API también permite obtener más datos de lo que reportan los usuarios y es un paso adelante en cómo obtener información de ellos y lo que ocurre dentro de la plataforma de forma automatizada.


En caso del Sismológico, esta nueva API se podría utilizar para analizar los volúmenes de reportes de personas que dicen haber sentido un sismo en zonas muy focalizadas a través de sus redes sociales. También si un grupo de personas en alguna comunidad en específico avisa de algún movimiento, este se podría catalogar como percibido, enviándose un reporte inmediato aunque sea mínima su intensidad.


Otras cuentas también se ven afectadas por las limitaciones de la API


La decisión para el Sismológico sigue pendiente: pagar o no pagar por la versión avanzada de la API de Twitter.


El caso de SASSLA es distinto. El director del sistema, Diego Ramírez Calvo, dijo a Xataka México que ellos no pueden cubrir los nuevos costos de la API, por lo que su manera de solventarlo será deshabilitando algunas de las funciones que actualmente se tienen dentro de Twitter, entre ellas la de "SASSLA en tus redes sociales", que permite publicar automáticamente cuando ocurre un sismo fuerte en el área donde se encuentra el usuario si este cuenta con un dispositivo iOS.



Estos tuits en la API actual se cuentan como tuits publicados por la plataforma, siendo más de 20,000 usuarios con el servicio activo, por lo que dar de baja esta función, permitirá darles un poco de aire en cuanto a los tuits disponibles para alertar sobre sismos en tiempo real, aunque no afectará de ninguna forma su sistema de alerta desde la aplicación.


Ramírez Calvo incluso advierte que, a pesar de ser una plataforma que permite difusión masiva y en tiempo real, Twitter no es un medio confiable, pero su uso permite que más perfiles reciban advertencias y se enteren de un movimiento sísmico.


SASSLA también tiene otra complicación: si las plataformas oficiales de alertamiento sísmico que le sirven de fuente en Twitter continúan con la versión gratuita de la API (y por lo tanto están limitadas en la cantidad de tuits que pueden hacer), su sistema se vería comprometido y sería afectada la calidad de sus reportes.


Entre estas fuentes adicionales de SASSLA están el propio Sismológico, pero también el United States Geological Survey, el European-Mediterranean Seismological Centre, el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano y la Red Acelerográfica de la Ciudad de México.


Creditos: XATAKA


bottom of page