top of page
  • Foto del escritorOscar C

Más de 20 vehículos autónomos bloquearon una calle.


Cruise, una filial de GM que se dedica al desarrollo de taxis autónomos, llegó a finales del año pasado a Austin, Texas, donde este fin de semana sus autos causaron caos vehicular pues 20 unidades decidieron quedarse varadas en medio de la calle.


Esos 20 vehículos autónomos eran Chevrolet Bolts, los cuales fueron vistos atrapados a lo largo de una calle el sábado por la noche. Algunos se habían desplazado hacia el lado contrario de la calle de dos carriles, obligando incluso a un par de Cruise a "enfrentarse entre sí", bloqueando aún más el tráfico.


La causa real del atasco sigue siendo desconocida, aunque no es raro que los vehículos de Cruise se atasquen y requieran intervención humana, también conocido como "Evento de recuperación de vehículos". Y es que no es la primera vez que se ve algo así, pues incidentes del tipo han ocurrido en San Francisco.


Quien publicó las fotos en X (antes Twitter) comentó que observó a los trabajadores del Cruise intentando operar los autos mediante control remoto para remediar la situación. La empresa filial de GM dijo que el problema puede haber estado relacionado con el tráfico de peatones.



Los autos autónomos causan tráfico


Esta no es la primera vez que los autos autónomos de Cruise generan descontento entre los vecinos de Austin. Los coches también se han quedado parados en los pasos de peatones, cuando el semáforo cambia a verde, en las intersecciones e incluso se ha visto como "juegan" con otros vehículos Cruise.


Los habitantes de Austin, Texas incluso ya crearon un reddit para quejarse y notificar sobre incidentes que lleguen a ocurrir en la ciudad con esos autos autónomos.



Otro incidente en Austin ocurrió el domingo pasado, cuando un vehículo Cruise se detuvo en una intersección. Ese incidente llamó la atención del concejal de la ciudad de Austin, Zohaib Qadri, quien calificó ambos incidentes como "un desastre" y se mostró preocupado sobre la seguridad, diciendo que externará sus comentarios en la próxima reunión del Consejo de Movilidad de la ciudad.



Esta tecnología está en la mira del ojo público pues ha estado involucrada en varios accidentes. Los más conocidos son en los que Tesla se ha visto envuelta con su Autopilot, pero también Waymo, filial de Google, pues hace unos meses uno de sus vehículos autónomos atropelló y mató a un pequeño perro en San Francisco, California.


Creditos: XATAKA

bottom of page