top of page
  • Foto del escritorOscar C

Los empleados ganan demasiado y deben recordar que trabajan para sus jefes


La pandemia de COVID-19 obligó a las empresas a adoptar el home office o teletrabajo como única opción para sobrevivir, lo que cambió la dinámica laboral en México y en el mundo. Los empleados han ganado más poder frente a sus jefes gracias a movimientos globales como la Gran Renuncia o la Renuncia silenciosa.


Entre tanto, los directivos quieren volver a las oficinas con agresivas políticas poco fundamentadas, lo que indica que buscan recuperar su influencia. Tim Gurner, el fundador y CEO de Gurner Group, una inmobiliaria australiana de lujo, ha criticado el empoderamiento de los empleados en un foro financiero sobre inmobiliarias.


Las declaraciones de Gurner se hicieron públicas a través de la cuenta oficial en 𝕏 (antes Twitter) del @Financial Review:



"Los empleados sienten que la empresa tiene mucha suerte de contar con ellos, y no al revés. Tenemos que acabar con esa actitud, y eso tiene que llegar a través de un daño a la economía",

Aseguró el empresario para, acto seguido, añadir:


“Necesitamos ver como el desempleo aumenta hasta el 40 o 50% y ver cómo la economía sufre para recordarle a la gente que ellos trabajan para las empresas, no al revés”.

Cómo van los salarios


El empresario critica el empoderamiento de los empleados y lo relaciona con los altos salarios, que han aumentado después de la pandemia. Según el 'Estudio de Tendencias retributivas e incrementos salariales de 2023' de KPMG, en 2023 se proyecta que el 46% de las empresas subirán el sueldo medio un 4.3%, lo que está por debajo del aumento anual de precios.


El estudio muestra que, en 2022, el 91.8% de las empresas aumentaron el sueldo medio un 3.8% para compensar la disminución del poder adquisitivo de sus empleados. Es decir, un aumento justo considerando el contexto económico. En el mismo informe se señala que el 26.2% de las empresas subirán el sueldo para atraer o mantener talento.


Por otro lado, también hay otras figuras importantes que han sumado a la conversación, como la congresista por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez que comentó en una publicación mediante 𝕏 en alusión al discurso de Gurner:



“Recuerdo que los principales directores ejecutivos han aumentado tanto su salario, que la relación entre el salario del director ejecutivo y el de los trabajadores se encuentra ahora en uno de los niveles más altos ‘jamás’ registrados”.

Despidos Masivos



El empresario australiano no se limitó a criticar los sueldos, también defendió los despidos masivos como medio para recuperar poder de negociación sobre los empleados.


“Gobiernos de todo el mundo están tratando de subir las tasas de desempleo para recuperar una especie de normalidad y lo veremos. Creo que todas las empresas lo están viendo y pienso que esto es lo que está impulsando los despidos masivos. Puede que la gente no esté hablando de ello, pero las empresas siguen despidiendo empleados y se está viendo cómo se reduce la arrogancia en el mercado laboral y debe continuar porque eso equilibrará los costes”.

Sin embargo, los datos muestran otra realidad. Entre octubre de 2022 y mayo de 2023 hubo más de 414,000 despidos sólo en el sector tecnológico. La mayor parte de ellos, en Estados Unidos, pero con afectación también en otros mercados como Europa o la Australia natal de Tim Gurner.


Tal número de despidos ha provocado una tasa de desempleo actual del 3.8%, manteniendo una tendencia a la baja desde que en abril de 2020 llegó al máximo del 14.70% por la pandemia.



Las grandes empresas suelen tomar sus decisiones basándose en estudios y previsiones fundamentadas, por eso extraña la intensidad con la que algunas empresas han enfrentado el regreso a la oficina apoyándose en una disminución en la productividad que los estudios no han podido confirmar.


La decisión parece ir en contra de los propios intereses de las empresas, que se ven afectadas por mayores costes por el alquiler de oficinas y el malestar del personal. Este malestar sí provoca una disminución de la productividad por caer en situaciones de renuncia silenciosa e incluso despidos.


Ante la falta de datos reales ofrecidos por las empresas, el polémico CEO australiano se atreve a dar una teoría de lucha de poderes:


“Este sería un cambio sistémico con el que los empleados sentirán que son ellos quienes deben sentirse extremadamente afortunados de estar en las empresas y no al revés. Por lo que es una dinámica que debe cambiar y nosotros tenemos que acabar con esa actitud”.

Cuál es la situación en el mercado inmobiliario


Más allá de las opiniones de cada uno, el punto de vista del Tim Gurner puede estar muy influenciado por la delicada situación del sector inmobiliario ante la negativa de los empleados de volver a las oficinas.


Según datos oficiales, el home office en Estados Unidos ha dejado entre un 20% y un 25% de oficinas vacías. Más allá de ser un problema laboral en sí mismo, no volver a las oficinas supone un serio problema inmobiliario en el que los principales fondos de inversión del mundo han invertido más 1,200 millones de dólares y su valor no deja de bajar, por lo que la gran banca ya está moviendo ficha para minimizar pérdidas.


Creditos: XATAKA

bottom of page