top of page

Hay arrestos en fábrica de Tesla: las protestas contra Elon Musk y su gigafactory cada vez se vuelven más violentas



En marzo de 2024, un grupo de manifestantes intentó sabotear una fábrica de Tesla en Alemania al interrumpir el suministro eléctrico de su gigafactory. Ahora, un nuevo grupo ha intentado irrumpir en la planta como medida de protesta ante los planes de expansión de la compañía.


Según la policía local, "varias personas no autorizadas intentaron ingresar al terreno de la planta", por lo que se instalaron controles a lo largo de las carreteras de la zona para evitar que la situación escalara.


De manifestaciones a manifestaciones


De acuerdo con CNBC, desde el lunes 6 de mayo se instaló un campamento cerca de los terrenos de Tesla en su planta de Brandeburgo, que alcanzó el máximo de participación el día jueves.


Para el viernes 10 de mayo se programaron algunas protestas, que originalmente estaban pensadas para ser una procesión a la fábrica desde el campamento, pero que se convirtieron en intentos de interrumpir las operaciones de Tesla y bloquear las entradas de las carreteras.



Las acciones de los manifestantes llegaron a tal punto, según reportes de la policía local, que terminaron ocupando un aeródromo cercano al municipio de Neuhardenberg, donde encendieron pirotecnia y bloquearon las vías de acceso, lo que derivó en arrestos y el uso de fuerza.


Tesla solicitó a los trabajadores que se quedaran en casa en lugar de ir a la fábrica el viernes, debido a la preocupación por las protestas, por lo que planificaron el cierre de la producción para ese día.


Los planes de crecimiento de Tesla en Alemania


Recordemos que Tesla está actualmente en proceso de expansión de su fábrica de ensamblaje de autos y baterías en Brandeburgo, Alemania. Entre los nuevos proyectos está la instalación de una terminal ferroviaria y espacios de almacenamiento, en un intento para reducir la dependencia de otros proveedores y evitar pausas en la producción por la escasez de piezas.



Esta situación ha provocado preocupaciones entre la población, ya que los planes implican la tala de aproximadamente 250 acres de bosque de una comunidad rural cercana a un área de conservación natural.


En otras ocasiones Elon Musk ya ha hablado del tema, donde calificó a los manifestantes como"los eco-terroristas más tontos de la Tierra" y que deberían dirigir sus protestas hacia las fábricas de vehículos que usan combustibles fósiles.

Comentarios


bottom of page