top of page
  • Foto del escritorOscar C

Grabada en solo 30 minutos: esta es una de las escenas más icónicas de la historia del cine


En el cine, la “golden hour” o “magic hour” es un momento único y precioso. Se refiere al breve lapso de tiempo antes o después de que el sol se oculte o aparezca. Durante esos minutos, la luz solar crea unas imágenes espectaculares y, aunque son maravillosas, pocos se atreven a filmar en tan poco tiempo: requiere mucha planificación.


Afortunadamente, Damien Chazelle se animó y rodó una de las escenas más memorables de 'La La Land' (y del cine en general). La película se llevó seis premios Oscar, entre ellos el de 'Mejor Fotografía'.


Un premio bien merecido


Seguro que recuerdas la escena: Emma Stone y Ryan Gosling bailan mientras van hacia su coche después de una fiesta. El par icónico disfruta luego de una vista impresionante de Los Ángeles desde Griffith Park, el mismo sitio donde se grabó la escena mágica.

El director de fotografía de la película, Linus Sandgren, fue el encargado de que todo saliera perfecto. En una entrevista con The Hollywood Reporter, habló sobre ello:

“Encontramos un lugar muy aislado: una calle pavimentada sin alumbrado público. Queríamos filmarlo en una sola toma para darle al público la sensación de que realmente estaba sucediendo. Para ello tuvimos que rodar con una grúa. Había 27 marcas diferentes en la grúa que debían alcanzarse y los actores también debían alcanzar sus marcas."

Filmada en Super 35 mm, esta escena sigue la gama de colores de la película (muchos rosados, azules y verdes) y se basa en las películas en Technicolor de los años 50 y 60.

“Esta escena debía ser un instante muy romántico después de la fiesta. Y quisimos transformar el lugar real en algo más soñador: azul y hora mágica con faroles verdes.”
Dijo Sandgren sobre la iluminación.


Una planificación minuciosa


Tras varios ensayos y mucha organización, Damien Chazelle consiguió rodar dos planos: uno a las 7:20 p.m. y otro a las 07:30 p.m. Para captar la escena perfecta, que duró seis minutos, volvieron al mismo sitio al día siguiente. A las 07:30 p.m. del segundo día grabaron la escena que se ve en la película.

Emma Stone y Ryan Gosling se prepararon con un duro entrenamiento de baile tres meses antes del inicio del rodaje. Aprendieron esta secuencia primero en el estudio, después en el campo, y luego se sincronizaron con la cámara, a la que el director llamó “la tercera bailarina”.

“Mi director de fotografía [Linus Sandgren] y yo queríamos que el cielo tuviera este aspecto, con este brillo Technicolor de otro mundo, así que tuvimos que filmarlo a una hora mágica, que es básicamente una ventana de media hora. Solo pudimos hacer cinco planos y tuvimos que correr entre ellos”.
Contó a The New York Times en 2016.

Y el talento de Linus Sandgren tuvo su recompensa. No solo ganó el Oscar a la 'Mejor Fotografía', sino que también fue uno de los más nombrados en la temporada de premios que se dio entre 2016 y 2017. Desde entonces, no se alejó de Damien Chazelle y volvieron a colaborar en 'First Man' (2018) y 'Babylon' (2022).


Si deseas revivir esta gran obra del cine, puedes hacerlo a través de las plataformas de streaming, Star+ y Amazon Prime Video.

bottom of page