top of page
  • Foto del escritorOscar C

Facebook e Instagram han "hecho adictos" a menores de edad: la insólita demanda en Estados Unidos


Meta, la empresa detrás de Facebook y WhatsApp, enfrenta una demanda de 33 estados de Estados Unidos, incluyendo California y Nueva York. Los fiscales acusan a la compañía de alimentar una crisis de salud mental juvenil mediante Instagram y Facebook, alegando que ha engañado repetidamente al público sobre los riesgos de sus plataformas.


Según Reuters, los fiscales consideran que este modelo de negocio ha llevado a la maximización del tiempo que los menores pasan en las plataformas, alterando la parte psicológica y social de los jóvenes estadounidenses.


Los estados argumentan que Meta ha implementado funciones para fomentar comportamientos dañinos, como permitir los "Me gusta" en publicaciones y no retirar contenido relacionado con trastornos alimenticios o acoso.


Por su parte, dice The Verge, la portavoz de Meta, Liza Crenshaw, expresó la decepción de la compañía por la dirección tomada por los fiscales. En lugar de colaborar para establecer estándares adecuados con los cuales prevenir este tipo de situaciones en toda la industria, la demanda se percibe en la empresa, dijo Crenshaw, como una medida de confrontación con los fiscales.


Un problema desde hace años en las redes de Meta


En la demanda se hace referencia a filtraciones de Frances Haugen en 2021, que reveló estudios internos de Facebook que indicaban que Instagram afectaba la confianza de los usuarios jóvenes. Estos documentos mostraban que la aplicación era adictiva y magnificaba los problemas de imagen corporal en adolescentes.


Además, en el documento también se alega que Meta buscó asegurar que los jóvenes pasaran el mayor tiempo posible en redes sociales, a pesar de ser consciente de su susceptibilidad a la aprobación en forma de "Me gusta" por parte de otros usuarios.



Los estados también acusan a Meta de violar una ley que prohíbe recopilar datos de niños menores de 13 años y de negar de manera engañosa que sus redes sociales fueran perjudiciales, mencionando que la compañía capitaliza las respuestas de dopamina (un neurotransmisor que produce placer), para crear un ciclo adictivo de participación.


La demanda va más allá, pues sugiere que Meta busca expandir estas prácticas a la realidad virtual, incluyendo su plataforma Horizon Worlds, así como a otras aplicaciones como WhatsApp y Messenger.

Comments


bottom of page