top of page

Este barco alemán se abre literalmente como una bisagra en mitad del mar y su objetivo solo es el de tragar chapopote


Un barco capaz de limpiar el océano abriéndose a la mitad y tragando agua. Esa es la premisa detrás del buque Eversand, diseñado para retirar los hidrocarburos del mar.


Este tipo de barco pertenece a la clase Bottsand, que tienen una peculiaridad que los hace únicos: son plegables y pueden abrirse hasta 65°, en una maniobra que, si bien es llamativa, tiene total sentido para su trabajo.


Así son los barcos Bottsand


El funcionamiento del buque es simple, pues para recoger cualquier sustancia contaminante, como petróleo o aceite, el Eversand se despliega en forma de "V", por lo que todo el material nocivo termina siendo empujado al ángulo central del mismo, donde se forma un área de recolección de unos 40 metros cuadrados.


A medida que el barco avanza, absorbe esta mezcla de agua con otra sustancia, que se separa y bombea nuevamente al océano gracias a los tanques a bordo.



Estos botes de la clase Bottsand cuentan con media docena de depósitos, lo que se traduce en la capacidad de almacenar 790 metros cúbicos. Durante una hora de trabajo, pueden limpiar y retirar alrededor de 140 m3 de agua contaminada.


Entre las características de los Oil recovery ship Bottsand Clase están una eslora de 43 metros, doble casco y 650 toneladas de desplazamiento. Además, cuando están plegados, avanzan como un barco tradicional y alcanzan una velocidad de 10 nudos.


A pesar de su edad, aún siguen activos


Aunque tienen unos cuantos años, ya que varios, como el Eversand y el Bottsand, fueron construidos en los años 80, estos barcos aún siguen acaparando titulares.



Por ejemplo, en 2021, las fuerzas armadas de Alemania aprovecharon el traspaso del Bottsand al Ministerio de Transporte para modificar su aspecto, pasando de un gris marino a blanco con negro, enfocándose en tareas contra desastres y agua.


En el caso del Eversand, también fue noticia en 2022, al pasar de Täglicher Hafenbericht (THB) y EMS Maritime Offshore a Erms Maritime Offshore GmbH (EMO), a pesar de que su base naval se mantendría en Kiel, Alemania.

bottom of page