top of page
  • Foto del escritorOscar C

Elon Musk quiere que rueden cabezas: busca por todos los medios al filtrador del código fuente

  • Tambien busca a quienes lo descargaron



Primero parte del código fuente de Twitter se filtró en internet dentro del repositorio de GitHub, pero fue eliminado luego de que la red social reclamara por derechos de autor. Ahora, el siguiente paso de la plataforma es intentar conocer a la persona que filtró el código patentado.


De acuerdo con Bloomberg, Twitter actualmente se encuentra "cazando" a la persona que publicó la información en el repositorio, un usuario de nombre "FreeSpecchEnthusiast", registrado en GitHub a principios de año.


El medio detalla que la red social ha hecho una solicitud al Tribunal del Distrito Norte de California para que ordene a GitHub identificar a la persona que compartió el código, además de a otros usuarios que también hayan descargado la información.


Como parte de su investigación, la red social de la que Elon Musk es dueño, ha pedido a GitHub nombres, direcciones, teléfonos, correos, perfiles de redes sociales y hasta IPs de los usuarios relacionados.


Bloomberg dice que hasta ahora GitHub no ha comentado sobre su decisión de eliminar el contenido, mientras que Twitter tampoco ha respondido a solicitud de información sobre la violación de los datos.


Conocer el código no siempre es malo


La filtración del código fuente es un riesgo para la plataforma, pues se expone el funcionamiento interno de Twitter, con lo que el servicio se vuelve más vulnerable a posibles ataques informáticos.


Sin embargo, no todo el código fuente debe mantenerse oculto, sino que partes de este también pueden liberarse al público para conocer mejor el funcionamiento de la plataforma.



Esto último lo prometió Musk en uno de sus tuits, diciendo que la red social liberaría el código usado para recomendar tuits, para que cualquiera pudiera revisarlo y analizarlo en busca de posibles fallas, lo que también ayuda a que la red se vuelva más segura.


Por su parte, The New York Times, detalla que también hay preocupación dentro de Twitter por parte de "ex empleados descontentos" por los despidos masivos, llegando a tal punto que se ha tenido que proteger el código del sitio impidiendo hacer cambios para evitar que los ex trabajadores pudieran sabotear la plataforma.

bottom of page