top of page

El Cutzamala sufre como nunca antes: funciona a menos del 40%



Lo del Cutzamala son nefastas noticias. Es la prueba de que México ha padecido la actual temporada de 'El Niño' como pocas veces antes. Con corte a finales de enero, el sistema Cutzamala tiene almacenamiento equivalente al 39% del total de las presas. Para poner ese número en retrospectiva, eso es 37% menos que el dato histórico con corte al 29 de enero.


El problema es que, a nivel nacional, en enero no ha llovido como debería. Del 1 al 28 de enero hubo 24.5% menos lluvia de lo habitual, según el Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua. El resultado es que apenas 1% de todas las presas del país tiene el 100% de llenado, lo que equivale a solo ocho presas.


Un Cutzamala que necesita lluvias


El Cutzamala abastece el 25% del agua que se utiliza en el Valle de México. Las presas que lo componen son tres: El Bosque, Valle de Bravo y Villa Victoria. Los malos números ha hecho que Gobierno de Ciudad anuncie una serie de medidas de entre las que destacan recortes a 10 de la 16 alcaldías y suministro por tandeo a 284, lo que quiere decir que el abastecimiento de agua se hace a ciertas horas para cada colonia y luego se recorta para el resto del día.


El registro histórico más bajo del Cutzamala para finales de enero de cualquier año llega poco después de que Conagua actualizara su monitor de sequía que ubica a seis de cada diez municipios de México en algún nivel de sequía. Según la actualización del 15 de enero, el país tiene 1,613 municipios con algún nivel de sequía. 664 municipios están "anormalmente secos" y solo 194 municipios no tienen ningún nivel de afectación.


'La Niña', al acecho


'El Niño', fenómeno climático que ha propiciado sequías en varias partes de México desde el segundo semestre del 2023, parece que desaparecerá en este 2024. La NOAA, agencia climática estadounidense, pronostica que podría desaparecer tan pronto como marzo, aunque también podría durar hasta julio. En todo caso, como contraste al fuerte 'El Niño' que apareció en el Pacífico Ecuatorial, todo parece indicar que el fenómeno climático opuesto aparecerá antes de que acabe el año.


'La Niña' puede que contribuya a contrarrestar los efectos de 'El Niño'. Sin embargo, su potencial problema es uno muy distinto. Su aparición se ha asociado con más episodios fuertes de un viejo conocido de las costas mexicanas: los huracanes.

bottom of page