top of page
  • Foto del escritorOscar C

CURP con fotografía y huellas dactilares en México


La discusión y la batalla por una nueva Cédula de Identidad Digital en México no han terminado. Parecía que sí, pero el Senado ha vuelto al tema una vez más y en comisiones ha sido aprobada una nueva Ley para modificar la Clave Única de Registro de Población.


La iniciativa es indudablemente clara: la CURP debe incluir nombre, lugar y fecha de nacimiento, firma y huellas dactilares.


La propuesta votada el 25 de septiembre por las comisiones de Gobernación y Estudios Legislativos Segunda ha sido subida por el analista político Juan Ortiz. En el documento se lee que sería obligación de los mexicanos inscribirse en el nuevo Registro Nacional de Ciudadanos. Como consecuencia, los mexicanos contarían con la nueva CURP con foto que "tendrá valor como medio de identificación personal ante todas las autoridades mexicanas".


Hay otras características importantes del documento propuesto:


  • Deberá renovarse a más tardar cada 15 años.

  • La CURP con foto deberá renovarse máximo 30 días después de quedar sin vigencia.

  • Ninguna persona podrá ser sancionada por no portar la CURP con foto.

  • La podrán obtener todas las personas mexicanas, incluyendo niñas, niños y adolescentes.


Una CURP a la INE


El tema ha sido polémico porque la CURP estará administrada desde Secretaría de Gobernación. Eso supone que gobernación tenga una base de datos detallada con huellas digitales de cada ciudadano en un sistema planeado para ser totalmente centralizado.


Red por la Defensa de los Derechos Digitales (R3D) antes ha sido enérgico en contra de una base de datos así porque, explica, su contenido puede ser vulnerado y filtrado, argumento válido también contra el registro que pretendía vincular números telefónicos con datos personales de todos los mexicanos, el PANAUT.


R3D también asegura que una base de datos tan completa podría ser utilizada para "vigilancia biométrica masiva y dirigida". En su lugar, la organización civil recomendó en su momento no incluir datos biométricos para el Registro Nacional de Población y que el almacenamiento de datos sea sobre sistemas descentralizados.


No es la primera vez que se plantea crear un nuevo registro centralizado que incluya datos personales y biométricos de mexicanos. En marzo pasado, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa para crear el Sistema Nacional de Registro e Identidad que permitiría que el presidente de México, a través de la Secretaría de Gobernación, cree la base de datos de mexicanos más completa que hay, una con datos de más mexicanos que el Padrón Electoral.


La propuesta todavía no ha sido votada por el Senado; en su lugar, pareciera que el Senado tiene la idea de que no es necesario crear un nuevo documento, sino más bien reformar la CURP como la conocemos.


Una discusión álgida


A favor de crear una cédula de identidad para todos los mexicanos está que los menores de edad en México no tienen facilidad de acceso a un método de identificación como el que sí los mayores de 18 años. Una nueva forma de identificación que incluya fotografía ayudaría a resolver el problema, y a asegurar el derecho que tienen los menores de edad a ser identificados.


Pero el tema rápidamente se volvió uno político cuando, en 2020, Secretaría de Gobernación solicitó al INE información del Registro Federal de Electores, con el fin de actualizar el Registro Nacional de Población.


Ahora que el tema vuelve sobre la mesa, la nueva propuesta de ley parece que será muy discutida. Este 25 de septiembre la nueva CURP con fotografía y huellas digitales fue aprobada por la Comisión de Gobernación con ocho votos a favor y siete en contra. También fue aprobada por la Comisión de Estudios Legislativos Segunda por siete votos a favor y cinco en contra. El siguiente paso es que el dictamen sea votado por todo el Senado de la República.


Creditos: XATAKA

bottom of page