top of page

Como el COVID dominó, todos nos olvidamos del sarampión; ahora más de la mitad de países tendrá brotes, según la OMS



La OMS advierte: más de la mitad de los países podrían entrar en riesgo alto de casos de sarampión debido a la falta de cobertura de vacunas durante la pandemia del Covid-19. Respecto al año anterior, los brotes de sarampión aumentaron 79% y México ya ha emitido una alerta para viajar.


Te recordamos QUE ES?


El sarampión es una enfermedad infecciosa muy contagiosa causada por el virus del sarampión, un paramixovirus del género Morbillivirus. Es una enfermedad de transmisión aérea que afecta principalmente a niños, aunque personas de cualquier edad pueden contraerla si no están inmunizadas. Antes de la introducción de la vacuna contra el sarampión en la década de 1960, los brotes eran muy comunes y la enfermedad era una causa importante de morbilidad y mortalidad infantil en todo el mundo.


Complicaciones del sarampión:


Las complicaciones pueden incluir diarrea, infecciones del oído, neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro), y en casos raros, la muerte. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados debido a enfermedades o tratamientos médicos pueden sufrir formas más graves de la enfermedad.


Prevención del sarampión:


La vacunación es la medida preventiva más efectiva contra el sarampión. La vacuna contra el sarampión se administra comúnmente en combinación con las vacunas contra las paperas y la rubéola (MMR). La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos de salud pública recomiendan la vacunación para prevenir el sarampión y sus complicaciones. La alta cobertura de vacunación en una comunidad también puede proporcionar protección indirecta a aquellos que no pueden ser vacunados (inmunidad de rebaño).


A pesar de la disponibilidad de una vacuna segura y efectiva, el sarampión sigue siendo una causa importante de muerte entre los niños pequeños en algunas partes del mundo, principalmente en países con sistemas de salud frágiles y cobertura de vacunación insuficiente. La vigilancia epidemiológica y las campañas de vacunación son esenciales para controlar y eliminar el sarampión a nivel mundial.


Más de la mitad de los países sufrirán alto riesgo de brotes de sarampión


En una conferencia de prensa, Natasha Crowcroft, asesora técnica de la OMS para el sarampión y rubeola, declaró que hubo un aumento constante en los brotes de sarampión en todas las regiones de las OMS excepto una, las Américas. Sin embargo, a medida que crecen los casos, la OMS teme que esta región también se vea afectada, así lo han reportado varios medios como Forbes México y France 24.


Hasta febrero de 2024, los últimos datos mundiales indicaban que habían 306,291 casos notificados a la OMS en 2023, esto, frente a los 171,156 casos de 2022, representa un aumentó del 79%. No obstante, las cifras reales podrían ser mucho más elevadas, según la información de la OMS.


Además, la experta también habló sobre la gran desigualdad en la distribución de casos y muertes, pues se prevé que casi la mitad de naciones (48%) entrarán en un riesgo alto o máximo, sobre todo, en países con bajos recursos o crisis económicas. Esto podría provocar efectos devastadores en las comunidades más vulnerables.


Actualmente las regiones con más contagios en el mundo son África, Asia y Europa, mientras que en América solo Estados Unidos ha presentado casos oficiales. De ahí, que México lanzará una advertencia sobre viajar fuera de territorio nacional.



Cómo identificar el sarampión


El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que puede provocar complicaciones mortales y que se propaga por vía aérea. Los síntomas típicos del sarampión incluyen fiebre alta, tos, secreción nasal y una erupción cutánea que comienza en la cara y luego se propaga al resto del cuerpo.


Estos síntomas suelen aparecer de 8 a 12 días después de la exposición al virus, y la persona enferma puede contagiar a otros hasta cuatro días antes y cuatro días después de tener las lesiones en la piel. Es importante estar atento a los síntomas y buscar atención médica en caso de sospecha de contagio, especialmente si no se está vacunado.


Afortunadamente, en México se cuenta con un esquema de vacunación contra el sarampión que se aplica desde los 12 meses de nacido, y luego a los seis años de edad. Hay que señalar, sin embargo, que las personas más jóvenes podrían no estar inmunizadas, ya que en los últimos 15 años, las coberturas de vacunación no han alcanzado los niveles óptimos, según informó la UNAM.

Commenti


bottom of page