top of page

SEP defiende bajos puntajes de México en matemáticas y ciencias de prueba PISA


La respuesta que ha dado la SEP a las bajas calificaciones de estudiantes en ciencias, matemáticas y comprensión lectora es, cuando menos, controvertida. Para la SEP, hay un detalle que todos están dejando pasar de largo: todos los países de la OCDE tuvieron bajas en matemáticas y español y, aunque México bajó, no lo hizo tanto. Ese argumento tambaleante es el que le sirve para asegurar que los resultados de la prueba PISA son, si acaso, reflejo de la "adaptabilidad de nuestro sistema educativo frente a circunstancias inusuales".


La prueba PISA colocó a México en las posiciones cercanas al lugar 50 en cada una de las asignaturas evaluadas: lectura, ciencias y matemáticas. Los puntajes en los tres rubros han disminuido respecto a hace diez años, pero para la SEP esos resultados deben evaluarse a detalle y "considerando el contexto" para "evitar interpretaciones reduccionistas".


Los resultados de la prueba PISA llegan en un momento delicado para México, que ha empezado un nuevo mecanismo de enseñanza que acompaña al ciclo escolar en curso. La Nueva Escuela Mexicana llegó con un desastre en la comunicación de la información de los nuevos libros de texto, lo que provocó una serie de conferencias oficiales para desenmarañar sus contenidos. El concepto de Nueva Escuela Mexicana es uno aprobado en 2019 y apenas puesto en marcha, que parte de concebir la educación básica no como constructor de capital humano, sino como herramienta para entender los conceptos de ciudadanía.


A la defensa de la Nueva Escuela Mexicana


El concepto ideológico es interesante y llamativo, pero el discurso de la SEP, cuando excusa los bajos puntajes de la prueba PISA, no ayuda a garantizar que resolverá los bajos rendimientos de estudiantes. A través del mismo boletín, la secretaria asegura que la nueva educación que se construye en México "reconoce la gran diversidad y riqueza étnica, sociocultural y lingüística de nuestro país; promueve y reafirma valores como el respeto, la honestidad, la confianza en el otro, la solidaridad y el diálogo para alcanzaracuerdos (SIC), colocando siempre al centro a nuestras y nuestros estudiantes".


En efecto, en la explicación de la SEP cuando habla de la Nueva Escuela Mexicana, no hay mención ni a lectura, ciencia o matemáticas.


"Las pruebas internacionales estandarizadas no consideran las condiciones reales en las que se desarrolla el trabajo docente, así como los procesos situados de la enseñanza y los aprendizajes en las aulas de los distintos países. La más reciente aplicación de esta evaluación en nuestro país ocurrió en el contexto mundial de la etapa final de la emergencia sanitaria por COVID-19; todos los países enfrentaron de manera diferenciada esta terrible circunstancia".
SEP

La tabla que lo revela todo. Estos son los puntajes de cada prueba PISA en México y cuánto se ha obtenido en cada asignatura. En penúltimo renglón está la comparación respecto a diez años atrás (2022 vs 2012) y en último renglón la comparación respecto a la prueba PISA anterior (2022 vs 2018).


En matemáticas, los estudiantes evaluados consiguieron 395 puntos, lo que significa una baja de 14 puntos respecto a la última prueba y 24 puntos respecto a 2009. En lectura, los estudiantes consiguieron 415 puntos, cinco menos que en la prueba pasada y 10 menos que en 2009. Por último, en ciencias, los estudiantes mexicanos consiguieron 410 puntos, nueve menos que en la prueba pasada y exactamente el mismo puntaje que la calificación histórica más baja, la de 2006.

Comments


bottom of page