top of page

Quedó atrapada en su Tesla por culpa de una actualización de sistema: la desesperación de estar a 39 grados y sin salida



Una mujer llamada Brianna Janel se volvió viral en redes sociales tras compartir un video en TikTok donde relataba una experiencia angustiante con su Tesla Model 3. El incidente ocurrió cuando decidió actualizar el sistema del vehículo, proceso que tomó más tiempo del esperado, dejándola atrapada dentro del auto en un día con una temperatura exterior de 39 grados Celsius.


Brianna, que se encontraba en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida en California, Estados Unidos, inició la actualización del software del Tesla. El proceso, según relató, duró aproximadamente 40 minutos. Durante este tiempo, la temperatura dentro del vehículo se elevó significativamente, lo que agravó la situación.

“Dentro de mi auto hacen 39 grados, así que me estoy asustando un poco. Espero no quedarme sin aire. No puedo abrir las puertas ni las ventanas. De lo contrario, podría dañar mi coche. Así que estoy atrapado aquí asándome como un maldito pollo, empapado de sudor. Mi pedido en la cafetería fue realizado hace 30 minutos. Literalmente estoy sentada afuera”.
Brianna Janel, propietaria de un Tesla Model 3

El Tesla Model 3, aunque equipado con una función para abrir las puertas manualmente en caso de emergencia, no fue utilizada por Brianna. Ella explicó su temor a dañar el vehículo si recurría a esta opción. Este detalle subraya una cuestión importante sobre la funcionalidad de las tecnologías avanzadas en situaciones de emergencia y la falta de familiaridad de algunos usuarios con los procedimientos manuales disponibles.



El calor dentro del vehículo, que según Brianna llegó a los 39 grados Celsius, la llevó a preocuparse por su salud y seguridad. A medida que el tiempo pasaba, ella empezó a sentir los efectos del calor extremo, comparando su experiencia con “asarse como un pollo”. La preocupación de quedarse sin aire era constante, sumando un nivel adicional de ansiedad a la situación.


Un recordatorio para otros propietarios de Tesla


Después de lo que debió parecer una eternidad, Brianna finalmente logró salir del vehículo. En un segundo video, mostró su alivio al haber escapado del calor sofocante. Comentó: “Logré salir de mi auto. Mira, estoy sudando. Siento como si acabara de darme una ducha”. Además, ofreció un recordatorio para otros propietarios de Tesla: “No actualices sentado en el auto. Sigue actualizando a las 2 a.m. como solía hacerlo”.


Este incidente nos hace pensar sobre la seguridad y la dependencia de los sistemas electrónicos en los vehículos modernos. La experiencia de Brianna destaca la importancia de que los propietarios de automóviles eléctricos estén bien informados sobre el uso de todas las funciones de su vehículo, incluidas las de emergencia.


También resalta la necesidad de que los fabricantes de automóviles consideren cómo sus sistemas de actualización pueden afectar la seguridad de los usuarios en situaciones imprevistas, incluso con la tecnología más avanzada.

Comentarios


bottom of page