top of page

Pocos lo saben, pero este es uno de los peligros de usar el celular en el baño



Usar el celular en el baño, o algún dispositivo electrónico, es sin duda una de las situaciones más comunes para la gran mayoría de la población. Más allá de ser un elemento de distracción, para pasar el tiempo o por temas productivos, puede no ser la mejor idea, sobre todo por cuestiones de salud.


Esta es la conclusión a la que llegan varios expertos, como el doctor Saurabh Sethi, quien menciona en un vídeo cuáles pueden ser las consecuencias de utilizar estos dispositivos dentro del baño para el cuerpo humano.


Problemas para la salud


De acuerdo con Sethi, a nivel biológico hay algunas consecuencias, como que por permanecer sentado mientras se defeca, se puede llegar a provocar tensión y presión en el recto y en el ano, generando hemorroides, fisuras anales y hasta prolapso rectal, es decir, cuando el recto se debilita y sale por la abertura anal.


Según el Dr. Roshini Raj, gastroenterólogo de NYU Langone, esto no es todo, ya que también está el riesgo de que el cuerpo termine por "ignorar sus propias señales".


Esto se produce cuando se pasa mucho tiempo sentado en el baño, donde el cuerpo no mueve las heces a través del intestino hasta el recto, provocando estreñimiento.


Hola bacterias, bienvenidas al smartphone


Además de las cuestiones físicas, el doctor Sethi menciona otras consecuencias de utilizar el celular en el baño, pues este se convierte prácticamente en un "caldo de cultivo" para bacterias.


Hay una gran cantidad de evidencia que indica que un smartphone está más sucio que el asiento de un baño público, algo que explican con más detalle en The Washington Post.


El medio indica que las descargas del inodoro pueden aerosolizar los patógenos, haciendo que estos se propaguen hasta superficies cercanas, por ejemplo el teléfono, si este se encuentra en el lavabo cercano.



La revista Time también aborda el tema, indicando que algunas investigaciones han llegado a encontrar hasta 17,000 copias de genes bacterianos en teléfonos de estudiantes de secundaria. En un estudio de la Universidad de Arizona, se descubrió que los smartphones contenían 10 veces más bacterias que la mayoría de los asientos de los inodoros.


La universidad ha encontrado que entre los gérmenes que se quedan impregnados en el celular están aquellos que pueden transmitir salmonella, E. coli, estreptococo, hepatitis, gastroenteritis, norovirus y otras enfermedades diarreicas.


Además, según Ronald Cutler, microbiólogo de la Universidad Queen Mary de Londres, como los teléfonos se calientan un poco con su uso, les proporcionan a las bacterias un ambiente cálido y agradable para desarrollarse.


Consejos para prevenir la contaminación


Por lo pronto, hay algunas recomendaciones obvias para prevenir problemas de salud al ir al baño: no tardar mucho tiempo y no llevar el smartphone para pasar el tiempo.



Sin embargo, el doctor Sethi también da un consejo interesante, principalmente para aquellos que no son capaces de desprenderse de su smartphone: tener siempre a la mano toallas desinfectantes para limpiar el dispositivo después de terminar las necesidades fisiológicas.


Susan Whittier, directora de microbiología clínica del New York-Presbyterian y el Centro Médico de la Universidad de Columbia, sugiere que para una limpieza más profunda se puede utilizar una combinación de 60% de agua y 40% de alcohol isopropílico.


Eso sí, la revista Time menciona que los expertos consideran que con lavarse las manos varias veces, probablemente se estará bien.

Commenti


bottom of page