top of page

Para colonizar la luna necesitamos oxígeno y la NASA tiene una solución



Colonizar la Luna es uno de los sueños de las agencias espaciales más importantes del momento. La superficie lunar cuenta con materiales de interés y entre ellos se encuentra el regolito y el hielo en el polo sur. Es de ahí de donde la NASA planea obtener el oxígeno necesario para sus pretensiones, aunque Rusia y China no se quedan atrás.


La cadena de suministro de oxígeno se mantendría gracias a la construcción de un gaseoducto para optimizar el traslado de este preciado elemento.


A grandes rasgos, ese es el objetivo de Lunar South Pole Oxygen Pipeline (L-SPoP). El proceso sería montar la tubería capaz de transportar el oxígeno a una planta de licuefacción, para posteriormente almacenarlo y distribuirlo a las bases lunares. Como mencionamos anteriormente, el polo sur de la Luna es la región de interés del L-SPoP, pues ahí se encuentran hielo y regolito del cual sustraer el material.


En una nota divulgada por los canales oficiales de la NASA, Peter Curreri, uno de los impulsores del proyecto, comenta que todo comenzará a partir del presente 2024:


Está previsto que estas tecnologías de extracción se demuestren a gran escala en la Luna a partir de 2024 y brinden apoyo directo a los astronautas de Artemis a partir de 2026.

Un elemento vital para la vida



Y es que el oxígeno es, a final de cuentas, indispensable. Se utilizaría para hacer posible la creación de hábitats humanos, brindar soporte vital a los astronautas, impulsar rovers y otros vehículos utilizados en la Luna.


La idea es que este gaseoducto tenga una longitud de cinco kilómetros. Esto ofrecería una rápida alternativa para transportar el gas, pues llevarlo en vehículos significaría un gasto energético y económico enorme comparado con los beneficios de una tubería. Además, el plan es fabricar las paredes de este canal utilizando minerales de la Luna, como aluminio o hierro, por lo que sería una especie de primera industria lunar. El caudal de oxígeno alcanzaría los 2 kilogramos por hora, con una vida útil de 10 años.


De momento, la propuesta se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo, pero ya es lo suficientemente relevante como para no dejarla de lado. Conquistar la Luna es un paso importante para la exploración espacial humana, por lo que es una emocionante oportunidad para buscar alternativas con las cuales acercarnos cada vez más a ese objetivo.


Comments


bottom of page