top of page
  • Foto del escritorOscar C

La planta de Tesla estará en Nuevo León, México

* Elon Musk y AMLO llegaron a acuerdo en su llamada telefónica



La instalación de la planta de Tesla en México es un hecho. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha confirmado que la empresa ha elegido a Nuevo León como su próxima sede, luego de tener una conversación con el magnate Elon Musk.


De acuerdo con el presidente, el estado fue elegido luego de un par de llamadas con Musk, y la planta será establecida en Monterrey, aunque habrá una serie de compromisos para tratar la escasez de agua en la región, como el uso y el tratamiento del agua reciclada dentro de los procesos de la fábrica, entre ellos para la pintura de los autos.


Por lo pronto no se amplió más la información, de cara al anuncio oficial por parte de la empresa y el gobierno de Nuevo León, aunque sí se adelantó que esto significa la generación de muchos empleos, además de que se trata de una inversión "considerable".


Además AMLO reveló que toda la planta automotriz vendrá a México, aunque queda pendiente el tema del desarrollo de las baterías en el país.


La planta de Tesla, entre incertidumbres y problemas de agua

Recordemos que a mediados de diciembre de 2022 el gobierno de Nuevo León reveló que había conversaciones sobre una posible inversión de Tesla, luego de que el propio Elon Musk visitara el estado en octubre de ese mismo año.


A pesar de este anuncio, a finales de enero de 2023 el vocero de la presidencia de México reveló a Reuters que la compañía también estaba considerando abrir una planta de ensamblaje cerca de Ciudad de México, próxima al nuevo aeropuerto Felipe Ángeles (AIFA).


Unos días después el canciller, Marcelo Ebrard confirmó los planes de Tesla para invertir en México, pues ya se habían dado conversaciones por más de un año y medio, aunque hasta ese momento la decisión de en dónde instalarse pertenecía únicamente a la compañía.



Además de Nuevo León, otra de las locaciones que levantaron la mano para la instalación de la fábrica de Tesla fue Hidalgo, con el propio AMLO comentando que el norte no era una buena opción para la compañía, puesto que no había mucha agua y debería priorizarse el consumo doméstico antes que en otras actividades. Sin embargo, el propio gobierno estatal respondió que ese no sería un factor que podría afectar las conversaciones de inversiones en la entidad.


Ahora, tras dos llamadas con Elon Musk, una el viernes 24 de febrero y otra el lunes 27 del mismo mes, la incógnita de a dónde llegaría la planta de Tesla ha terminado, aunque falta conocer a detalle el acuerdo y los compromisos que tanto el gobierno como la empresa deberán realizar.

Comentários


bottom of page