top of page
  • Foto del escritorOscar C

La batería de un auto eléctrico pudo ser la causante del incendio de un buque de carga


Un buque de carga se incendió en el Mar del Norte, dentro de territorio holandés. Transportaba 3,883 autos nuevos, de los cuales, 498 eran eléctricos, y se cree que la batería de uno de ellos fue la causante del fuego que dejó un muerto.


Aunque la guardia costera dijo que se desconocía la causa del incendio, según un audio de una llamada de emergencia emitido por la emisora ​​​​holandesa RTL, "el fuego empezó en la batería de un auto eléctrico".


Las baterías de iones de litio de los autos eléctricos se queman con el doble de energía que un incendio normal, y los funcionarios marítimos y aseguradoras dijeron que la industria no se ha mantenido al día con los riesgos de este tipo de componentes.


La propia tripulación trató de controlar el incendio, pero debido a su intensidad, no les fue posible, lo que llevó a siete de ellos a saltar del barco y esperar en el mar hasta que llegaron los servicios de rescate.


En un principio, K Line, compañía que opera el buque de carga, no quiso decir de qué marcas eran los autos nuevos que iban a bordo, pero tras el incendio, tanto BMW como Mercedes-Benz dijeron que tenían automóviles a bordo del barco, que navegaba desde el puerto alemán de Bremen hasta Port Said en Egipto.



Según Automotive News Europe, eran varios cientos de autos BMW y MINI, mientras que de Mercedes-Benz sumaban unos 300 vehículos. Por otro lado, un portavoz de Volkswagen dijo que la compañía estaba investigando si había de sus vehículos en aquel buque.


La operación de remolque comenzó ayer domingo, pero se desconoce cuándo llegará el barco a su destino temporal, pues dependerá de las condiciones climáticas, la formación de humo, corriente y marea.


Esa reubicación es un paso intermedio en la difícil operación de rescate, dijo un vocero de Rijkswaterstaat, la junta de agua holandesa. En la ubicación temporal, el barco está más lejos de las rutas de navegación y ligeramente protegido del viento.


Las autoridades de rescate quieren evitar lo que pasó hace poco más de un año con el Felicity Ace, un buque de carga que también se quemó con aproximadamente 3,965 vehículos. La tragedia terminó con el hundimiento del barco, lo que causó una pérdida cercana a los 440 millones de pesos.


La guardia costera holandesa dijo que las compañías de salvamento y las autoridades del agua estaban "buscando las mejores formas de limitar el daño tanto como sea posible".


Creditos: XATAKA

Comments


bottom of page