top of page
  • Foto del escritorOscar C

La agencia de ciberseguridad de Japón responsable de la protección del país fue hackeada y lo descub


El país del sol naciente es un líder en tecnología, pero tiene un gran reto en el ámbito de la seguridad informática. El NISC, o Centro de Seguridad Cibernética del Gabinete, es el encargado de liderar la defensa cibernética nacional y proteger los sistemas vitales del gobierno y las empresas de Japón.


La seguridad cibernética no es infalible, ni siquiera para los que la protegen. El NISC sufrió recientemente un ataque informático que comprometió información sensible. El incidente se reveló cuando se encontró actividad sospechosa en el sistema de comunicación de la agencia, un riesgo para la confidencialidad de los datos, que podrían caer en manos de otros países, incluyendo datos personales de los usuarios.


La magnitud internacional de este ataque


La vulnerabilidad descubierta en la investigación podría tener efectos más allá de Japón, impactando también a los usuarios foráneos. Las autoridades japonesas no han revelado la identidad de los hackers responsables de esta violación. Sin embargo, el Financial Times cita a una fuente estadounidense que señala al ejército chino como el autor de este ataque.


Este caso ya complicado tiene también una dimensión geopolítica. La seguridad de Estados Unidos se ha visto afectada por la violación, poniendo en duda el intercambio de información sensible entre los dos países. Fueron ellos quienes alertaron a Japón de una posible falla en su sistema de comunicación.


La respuesta de Japón


Las autoridades japonesas no han dado detalles al respecto, pero se sospecha que los sistemas de la agencia fueron infiltrados desde octubre de 2022 y que se detectó la intrusión a mediados de junio de este año. Es decir, el organismo demoró nueve meses en darse cuenta de que parte de su seguridad había sido vulnerada.


Los líderes japoneses están pensando en invertir más dinero en ciberseguridad ante esta amenaza creciente. Estos fondos se destinarán a reforzar la “ciberdefensa activa” del país.



"El NISC continuará trabajando para fortalecer las medidas de seguridad y trabajar con organizaciones relacionadas con la seguridad para comprender mejor la situación."

Los nuevos fondos se usarán para crear una nueva organización que apoye al NISC y combata los ataques cibernéticos. El objetivo, según The Japan Times, es que el país adopte una actitud de “defensa cibernética activa” para prevenir ataques.


El tiempo mostrará si esta estrategia será efectiva en un mundo donde la computación cuántica avanza rápidamente, poniendo en riesgo los sistemas de cifrado actuales. Una carrera contra el reloj para asegurar la seguridad digital de Japón en la era moderna.


Creditos: XATAKA

ความคิดเห็น


bottom of page