top of page

En México será posible mejorar el tratamiento de enfermedades del corazón por medio de software



Cofepris aprobó el primer equipo en México para determinar el mejor tratamiento para pacientes de enfermedades del corazón, un padecimiento que representala primera causa de muerte, con casi 100,000 casos registrados en la primera mitad de 2023, según el INEGI.


Para tratar los infartos, actualmente hay múltiples métodos, como el cateterismo, bypass o con medicamentos, y con el nuevo programa, se abona en la precisión y el pronóstico de los tratamientos, haciéndolos más eficientes para cada paciente.


En un comunicado, la Cofepris indicó que este nuevo programa, considerado un hito en la innovación terapéutica en México, ayudará a los médicos a tomar decisiones más informadas durante los procedimientos quirúrgicos de alta especialidad.


Este producto recibe, procesa y transmite las señales de la presión sanguínea aórtica y distal, proporcionando al personal médico la capacidad de personalizar los tratamientos. Así, se ofrece la alternativa óptima para cada paciente, pues muestra la información a través de una pantalla interactiva.



De acuerdo con la Cofepris, esta aprobación se expidió a partir de un acuerdo de equivalencias con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y luego se analizó con un equipo especializado de la comisión, conforme a la guía actual para la obtención del registro sanitario de dispositivos médicos.


En su comunicado la Cofepris no indica si la nueva herramienta ya está disponible para su uso en México o cuál será su implementación en el país. Tampoco menciona el nombre del software, ni la manera en que llegará a los hospitales públicos y privados del territorio nacional.


Los infartos, causas, síntomas y tratamientos


Los infartos al miocardio, también conocidos como infartos al corazón, son una enfermedad provocada por el deterioro y la obstrucción de las arterias del corazón.


Pueden ser causados por múltiples factores como la acumulación de colesterol, lípidos o células inflamatorias que no permiten que el corazón reciba la cantidad suficiente de sangre.


Sus síntomas suelen ser un dolor muy fuerte y opresión en el pecho, que aparecen ya sea de forma brusca o durante alguna actividad física, aunque también pueden acompañarse de dolor en otras partes del cuerpo, con una duración de más de 20 minutos.



Para diagnosticarlo, se pueden realizar pruebas como electrocardiogramas o resonancias magnéticas, aunque deben hacerse lo más pronto posible para evitar complicaciones mayores.


Los tratamientos se dividen en dos categorías: quirúrgicos o farmacológicos. Los primeros consisten en realizar alguna operación, como un cateterismo cardíaco, donde se coloca un material en forma de malla conocido como stent en la pared de la arteria coronaria para que la sangre fluya correctamente. Otra opción es un bypass coronario, donde se implanta un puente para que la sangre "esquive" el bloqueo de la obstrucción.


También se pueden utilizar medicamentos, ya sea como complemento o en sustitución, que sirven para reducir los niveles de colesterol en la sangre, evitar la acumulación de placas en las arterias, mejorar la circulación de la sangre, o eliminar el exceso de líquidos y sodio del cuerpo.

Comments


bottom of page